Entre la Pirámide y la Pandemia

Entre la Pirámide y la Pandemia

Estos días, cualquier cosa, hasta un simple artículo para un blog cuesta escribirlo. Las causas son diversas, estoy seguro que en la mayoría de los casos la constante es la misma ¡MUCHO TIEMPO! Paradójico que antes de este escenario pandémico que vivimos, anhelábamos tener más tiempo para dedicarnos a las cosas que siempre quisimos concretar. 

Sucede similar al momento en el que buscas dentro del catálogo de Netflix, tanto contenido termina por abrumarte. Así se encuentra la humanidad, mucho espacio para concretar cosas que habías dado por imposibles. Una de las cosas más importantes, poco considerada en estos tiempo de apocalipsis ordenado, es la estabilidad, la salud mental, el ser felices.

En nuestro último episodio (al momento de escribir este escrito es el 20) hablamos de eso, de identificar al detalle elementos, momentos que nos llevan a ser felices, cada uno desde su propia realidad claro está. 

En mi realidad, esta pandemia, junto a las nuevas formas de trabajar remotamente, me han llevado a reevaluar todo lo que venía haciendo de forma automática, bajo los estándares de “Trabaja, estudia, trabaja”, una práctica que luego de 14 años puedo considerar poco práctica y con resultados decepcionantes para lo que Maslow estableció en su jerarquía de necesidades. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es maslow.jpg
Fuente: CogniFit
Salud, Cerebro & Neurociencia

Trabajar en construir las condiciones para cubrir todas las necesidades contempladas en la pirámide, es mi proyecto actual, algo que afortunadamente descubrí antes de la pandemia, lo que me ha ayudado a llevar con menos ansiedad la nueva normalidad. Esta no es una guía de cómo vivir, mucho menos de cómo llevar la pandemia, sino relatos personales para que evalúes aplicarlos o no en tu día a día.

Lo que me ha funcionado.

  • La rutina: Previo al COVID-19, despertaba a mediados de 9:00 de la mañana, luego de tres o cuatro horas cumplía con mis responsabilidades laborales, para terminar el resto del día en lo mismo, sin nada concreto por hacer, en esos momentos mis niveles de ansiedad aumentaron, por lo que me vi obligado a cambiar, ahora tengo un cronograma diario de actividades que me ha ayudado a enfocar la atención en esos  asuntos realmente importantes y trascendentales para mi.   
  • Ejercicio: Cualquier deporte que practiques es importante para ganarle años que el sedentarismo te va robando, en mi caso la bicicleta, un medio de transporte que puede ser una herramienta para ejercitarte y lograr mejorar tu salud física y mental.
  • Estudiar palabras de un idioma diferente a diario: Con la cantidad de aplicaciones y portales, he enfocado mi atención hacia Duolingo e Italki (ninguna nos paga por la mención). Combinando ambas, destino una hora o dos en el mejor escenario, para lograr fluidez y conocer nuevas palabras en un idioma diferente al nativo. 
  • Trabajar: Gracias a la nueva era digital puedes encontrar trabajo desde casa con requerimientos mínimos, te invito a que escuches nuestro segundo episodio, hablamos de las oportunidades que se presentan para el trabajo remoto.

Ahora el turno es para ti, deja en los comentarios: ¿Qué haces para ser feliz? ¿Algo de lo que leíste te ha parecido exagerado? o por el contrario ¿Cuáles otras técnicas aplicas para lograr cumplir la pirámide de necesidades?

Estaremos leyendo todos tus comentarios, y si gustas, los leeremos en los próximos episodios de El Informal Podcast. Gracias por visitar nuestro portal, recuerda, todo lo que lees y escuchas lo generamos porque: «…porque te pasa a ti, a mi, y a ellos también.»

Autor: Santiago Altriaga

Fotografía: Sasin Tipchai

¿Te ha gustado este post? Otros artículos que te pueden interesar…

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.